Conoce más sobre Leonardo Álvarez y Laboratorios Vitality

https://beautycluster.es/blog/conoce-mas-sobre-leonardo-alvarez-y-laboratorios-vitality/
188 visitas

Nombre, cargo y empresa

Leonardo Álvarez, CEO de Grupo Laboratorios Vitality fabricante y distribuidor de las marcas Alissi Bronte y Thalissi.

Háblanos sobre la empresa en la que trabajas. ¿Cuál es su historia y valor diferencial en el sector de la belleza? 

Nuestra empresa lleva 50 años trabajando por la belleza. Desde que su fundadora en los años 70 fundara su salón de belleza y posteriormente diera el paso a fabricar sus propios cosméticos para poder atender las necesidades de sus clientes. Desde entonces trabajamos por proporcionar belleza de forma natural, con ingredientes extraídos de la naturaleza. Y precisamente aportamos la experiencia de estos años en los extractos naturales, la ciencia de nuestros laboratorios y el conocimiento de nuestros clientes para continuar realzando su belleza de forma natural.

Hablamos de ti, ¿Cómo aterrizaste en el mundo de la belleza y cuál es tu papel actual?

Mi origen está en otro sector. En mi trayectoria profesional me ha movido el emprender proyectos retadores y buscar sinergias con otros colaboradores. La vida me dio la oportunidad de conocer grandes profesionales de la belleza que despertaron en mi la pasión por el sector. Para mí no es solo belleza, es innovación, salud y sostenibilidad, y estos son los valores que inspiro en el proyecto que lidero.

En un mercado tan en auge como es el de la cosmética natural ¿Cómo tratáis de diferenciaros y llegar a vuestro público?

Un producto de calidad, natural y apoyado en una red de centros de estética que hagan la diferencia. El profesional debe estar en el centro de la estrategia de cliente. Y nuestra red de centros desde hace 40 años conocen nuestros productos para dar el tratamiento y el servicio más adecuado a cada cliente.

¿Qué os aporta formar parte del Beauty Cluster como entidad y a ti como profesional? 

Beauty Cluster es una excelente ventana al sector. Es una fuente de información, conocimiento y recursos que son de extremada utilidad para tener una visión global del negocio y del sector.

La sostenibilidad es parte de vuestro compromiso ¿Cómo la abordáis desde Alissi Bronte?

Entre nuestros compromisos destacamos la elección de proveedores de proximidad que han creado un tejido industrial y empresarial de calidad en nuestra región. Además, este año hemos cambiado nuestros envases, donde estamos reduciendo el uso de plásticos y apostando por materiales reciclables. Nuestro trabajo diario, compromiso y esfuerzo en desarrollo sostenible está avalado por las certificaciones de buenas prácticas y respeto al medio ambiente.

¿Os habéis visto afectados por los últimos acontecimientos (crisis de suministros o guerra de Ucrania?

Estos acontecimientos son de tal magnitud que van a afectar a todos. Afortunadamente el equipo de Alissi Bronte y Thalissi ha podido sortear las dificultades para que nuestro producto siga disponible en todo momento y no hayamos tenido que revisar precios.

¿Qué implica tu día a día en la empresa? 

Mi labor es liderar a un magnífico equipo para mejorar la experiencia de mis clientes, buscando desde la ciencia y en la naturaleza, la belleza. Soy una pieza más de un equipo con una misión clara.

¿En la situación actual, estáis apostando por la transformación digital? 

En un mercado tan competitivo como el actual la mejora de procesos, la incorporación de tecnología y talento son claves para ofrecer excelencia y combinarlo con la eficiencia. Y quien se quede atrás en este camino no será.

 ¿Qué retos afronta el sector en los próximos años? 

Creo que el sector está dominado ahora mismo por varios factores:

  1. El ensanchamiento del mercado. La belleza como servicio está cada vez más presente en la sociedad. La incorporación del hombre y la generalización de los servicios de estética a capas cada vez mayores de la población que antes estaban reservados a círculos más reducidos ha provocado un crecimiento del sector. Ofrecer soluciones personalizadas para estos nuevos segmentos y los que están apareciendo con calidad, desde la ciencia y de forma natural es el primer reto que estamos acometiendo.
  2. El segundo factor viene determinado precisamente por la transformación digital que ha supuesto un nuevo canal que rompe con la cadena de valor clásica del sector. El comercio online ha supuesto que muchos productos estén accesibles al cliente final de forma inmediata. Y sin embargo, el valor que ofrecen los centros de estética y el resto de agentes de la cadena en la formación, la incorporación de tecnología adecuada y la selección de los productos adecuados para cada cliente en cada momento son claves para dar un buen servicio al cliente. Transmitirlo para que ese valor sea apreciado por el mercado es también tarea de los productores y de las marcas. Y este es un reto enorme. La cosmética no es un producto, es un servicio en el que nosotros proporcionamos las herramientas. Un buen asesoramiento por un profesional del sector y un seguimiento son la base de un buen resultado
  3. El tercer factor para mí viene determinado por la ciencia. El uso de ingredientes naturales, la incorporación de nuevas sustancias, de nuevas soluciones, de nuevos equipos y procesos para mejorar la belleza es una carrera continua. Las barreras de entrada que suponen estos procesos creo que llevará a una concentración en el sector.
  4. Otro reto sin duda será la superación del COVID. El sector en todos los eslabones de la cadena de valor ha sufrido por la paralización de la actividad como consecuencia de las restricciones de la pandemia. Los centros de estética con un esfuerzo considerable se han tenido que adaptar en muchos casos con erosión de márgenes para poder seguir prestando sus servicios. Y sin duda la supervivencia de excelentes profesionales formados y con una la estructura necesaria para prestar nuestros servicios es el principal reto del sector.
  5. Y por último hemos de hacerlo en un entorno de dificultad en el suministro y encarecimiento de las materias primas. Una tormenta perfecta que determinará los próximos años.

 ¿Cómo atraer talento y retenerlo en una época tan compleja?

Pues para mí es la tarea más compleja que tenemos ahora mismo. No solo en nuestro sector sino en el mundo de la empresa en general. Encontrar talento y retenerlo no es nada sencillo. Sin duda ya no es suficiente un buen paquete retributivo, sino que has de ofrecer un proyecto ilusionante donde tu colaborador juega un papel en el que se siente realizado, un ambiente de trabajo propicio, un equilibrio entre el proyecto profesional y personal. Y todo esto combinarlo con la eficiencia que requiere generar rentabilidad para hacer sostenible el proyecto.

Hablando de ‘belleza’, ¿Cómo la definirías? 

Normalmente se define belleza como la cualidad de provocar en los demás un placer sensorial. Sin embargo, yo creo que la belleza empieza por sentirse bello uno mismo y eso supone la búsqueda de un equilibrio entre nuestro físico y nuestras emociones que nos hace más atractivos a ojos de los demás. Y ahí es donde los profesionales aportan valor. No solo con la mejora física con su experiencia sino en la búsqueda de ese equilibrio.

¿Algún hobby, superpoder o pasión escondida que quieras compartir? 

Me gusta mucho la música, sigo buscando mi superpoder y respecto a las pasiones escondidas pierden su gracia si se confiesan.

¿Cuál es el último libro que has leído o película que has visto? 

Ahora estoy leyendo un libro que me regalo un amigo, «Amor crónico», las memorias de Chris Frantz batería de los Talking Heads. La última película que he visto es la de «El Buen patrón» de Fernando de Leon.

Los negocios se basan en…. 

PASIÓN.