Conoce más sobre David González y Dermaclaim Lab

https://beautycluster.es/ca/blog/conoce-mas-sobre-david-gonzalez-y-dermaclaim-lab/
86 visitas

Nombre, cargo y empresa.

David González Fernández, CEO en Dermaclaim Lab S.L.

Háblanos sobre la empresa en la que trabajas. ¿Cuál es su historia y valor diferencial en el sector de la belleza?

Dermaclaim es un laboratorio de investigación dermocosmética especializado en la evaluación de productos y en la demostración de claims, mediante estudios in vitro y estudios clínicos.

El objetivo de Dermaclaim es constituirse como un laboratorio de testing referente en la industria cosmética, en el cual los clientes puedan depositar su confianza, para demostrar la eficacia y funcionalidad de sus productos e ingredientes activos.

Dermaclaim nace de la necesidad de proporcionar un servicio de I+D fiable, reproducible y totalmente transparente, focalizado únicamente en la industria cosmética. El valor diferencial de Dermaclaim, más allá de su fiabilidad y transparencia, reside en la innovación tecnológica con la que cuenta a nivel in vitro y clínico, en la experiencia de sus integrantes con más de 900 proyectos a sus espaldas, y la diligente comunicación con los clientes, entendiendo lo que necesitan en cada momento.

¿Qué implica tu día a día en la empresa?

A pesar de que llevo casi 8 años trabajando en I+D para la industria cosmética, el inicio de cualquier negocio conlleva hacer frente a una inmensa cantidad de tareas, de muy distinta índole, algunas de las cuales han sido completamente nuevas y desconocidas. Dermaclaim se fundó oficialmente el 1 de octubre de 2021, y las primeras semanas fueron especialmente agotadoras, a nivel de burocracia y puesta a punto del negocio, para poder empezar a desarrollar proyectos con la mayor celeridad posible.

A partir de finales de noviembre, pusimos en marcha el laboratorio y la clínica, y empezamos con los primeros proyectos, hicimos las primeras contrataciones y empezamos a ser útiles para nuestros clientes.

A día de hoy, mi día a día consiste en gestionar todo el proceso de negocio de la empresa, desde la generación de nuevos clientes, hasta la gestión de la contabilidad, pasando por toda la cadena de valor de la empresa (recursos humanos, calidad, regulación, resultados e informes, etc.). En los próximos días, vamos a llevar a cabo 2 nuevas contrataciones, que nos ayudarán a seguir creciendo en todos los departamentos, con el objetivo de poder acumular más proyectos, poder ser todavía más rápidos y poder tener una comunicación todavía más fluida y veloz con nuestros clientes.

¿En la situación actual, estáis apostando por la transformación digital?

Desde el inicio de la empresa, somos perfectamente conscientes de que la transformación digital es algo necesario para poder convertirnos en un referente en la industria. Por ello, hemos profesionalizado e informatizado toda la cadena de valor del negocio, desde la generación de nuevos panelistas para el desarrollo de los estudios clínicos, hasta el seguimiento de todos y cada uno de los proyectos, ayudándonos de softwares de gestión reconocidos global y ampliamente utilizados en otras industrias.

Soy partidario de que todo el gasto destinado a automatizar e informatizar procesos es una inversión extremadamente útil, que nos va a ayudar y facilitar nuestro día a día. En el año 2022, disponemos de herramientas mucho más potentes que tener abiertos 10 archivos de Excel al mismo tiempo, y no podemos darle la espalda a la transformación digital si queremos perseguir la excelencia.

¿Crees que la sostenibilidad es una tendencia o una realidad ineludible?

El futuro y, especialmente, el avance tecnológico, será sostenible o no será, no tengo dudas. Somos conscientes de ello y dentro de la dificultad de que un laboratorio sea sostenible por la generación de residuos y el uso de agentes químicos diversos con los que trabajamos a nivel in vitro, estamos implementando todas las medidas posibles para ser respetuosos con el medio ambiente.

Específicamente, el objetivo para finales de 2023 es papel cero. Ya hemos sustituido una gran cantidad de trabajos que anteriormente realizábamos mediante documentos físicos por elementos digitales, y el objetivo para finales del año que viene, cuando la empresa tenga 2 años de vida, es poder trabajar sin ningún tipo de papel.

¿Qué retos afronta el sector en los próximos años?

El sector cosmético está creciendo a unos niveles desorbitados en los últimos 15 años, y todos los actores que participamos en la industria debemos ser responsables con este crecimiento. Para ello, creo que debemos seguir trabajando en algunos retos sensibles, de manera que el consumidor final pueda seguir confiando en esta industria.

Por un lado, aunque es algo en lo que se ha mejorado mucho desde la entrada de la regulación 1223/2009, debemos seguir trabajando en la demostración de la seguridad y eficacia de los productos, de manera que el consumidor tenga la mayor cantidad de información posible, de una manera fiable y reproducible. A medio plazo, aquellos productos que carezcan de información científica consistente para sustentar sus reivindicaciones están destinados al olvido. Cada vez, el consumidor tiene acceso a más información, dispone de más conocimientos y hace más preguntas, de manera que aquellos ingredientes o productos que no puedan contestar las preguntas del consumidor se verán relegados a un segundo plano.

En este sentido, los laboratorios somos muy responsables de este avance, pues debemos ser capaces de proporcionar herramientas novedosas, fiables, reproducibles, transparente y a un precio asumible. Tenemos que ir de la mano de nuestros clientes en el desarrollo de la I+D, siendo un apoyo también en la transmisión del mensaje científico, de manera que llegue de la forma más clara posible al consumidor.

Otros retos en los que debemos de seguir trabajando son la producción personalizada y la customización, el ajuste de los costes ante este período de inestabilidad económica que no sabemos cuánta más se alargará, la agilidad en los lanzamientos en un momento de roturas frecuentes de stock, etc. En definitiva, todo a nuestro alrededor está cambiando y debemos acompañar ese ritmo, si no queremos que el sector se quede atrás.

¿Cómo atraer talento y retenerlo en una época tan compleja?

Sin duda, la parte más compleja del desarrollo de un negocio, la gestión de las personas. Actualmente, desde Dermaclaim estamos optando por atraer talento personal y no talento académico. La experiencia me dice que, hoy en día, es más importante la actitud que la aptitud, pues ésta última está en internet y es customizable, mientras que la primera suele venir de origen y es difícilmente modificable.

Para ello, me he rodeado de un equipo de trabajo en el que puedo depositar mi confianza plena, de manera que la empresa en su conjunto es capaz de transmitir esa confianza a nuestros clientes en cada uno de los proyectos. El “Test & Trust” que hemos elegido como eslogan corporativo, tiene ese objetivo, proporcionar total transparencia, fiabilidad y reproducibilidad a nuestros clientes. Para ello, es absolutamente necesario que las personas que forman parte del equipo sean personas confiables y sean capaces de entender e interiorizar el mensaje que Dermaclaim debe transmitir.

Con el paso del tiempo, el equipo crecerá y seremos incapaces de retener a todas las personas, pero intentaré que, desde el respeto, el reconocimiento, el sentido común, la organización y la justicia, podamos formar un equipo de trabajo que sea estable, donde las personas estén cómodas y se sientan identificadas con los valores de la empresa.

¿Qué os aporta formar parte del Beauty Cluster como entidad y a ti como profesional?

Más allá de las puertas que el Beauty Cluster me ha abierto a nivel de desarrollo de negocio y de aprendizaje constante, lo que más valoro del clúster es la posibilidad de acudir a él en cualquier momento, especialmente en aquellas situaciones de urgencia donde necesitas un apoyo fuerte y con experiencia. Tanto Iván como el resto del equipo, están siempre atentos a las necesidades de sus socios, y eso es algo muy valorable.

Personalmente, aprendo con el clúster día a día, y soy mejor profesional después de cada charla o evento en el que participo. Por otro lado, a nivel profesional, el clúster nos abre puertas día tras día, puertas que sin su ayuda serían mucho menos accesibles. Animo a cualquier empresa, de tamaño pequeño, mediano, o grande, a formar parte de la organización, pues le va a reportar beneficios a medio plazo, en todos los sentidos.

Volviendo a ti. ¿Cómo aterrizas en el sector de la belleza?

Mi aterrizaje en el sector de la cosmética tiene lugar por casualidad, a finales del año 2014. Tras terminar mi etapa formativa entre Valencia y Leiden (Países Bajos), tengo la oportunidad de llevar a cabo mi primer trabajo profesional en Bionos Biotech, un laboratorio de investigación que estaba naciendo por aquel entonces, y en el que tuve la suerte de poder desarrollarme personal y profesionalmente durante 7 años.

Cuando empecé mis estudios en Biotecnología, no tenía decidido el sector en el que me gustaría trabajar, en absoluto, pero siempre había tenido en mente la necesidad de que fuera un sector reconocido por el ciudadano de a pie, en el que poder resolver problemas del día a día, lo cual me haría sentir satisfecho con mi actividad. En ese sentido y, especialmente, gracias al ingente crecimiento de los últimos años, el sector de la belleza está en boca de todos diariamente, y para mí, es muy gratificante poder estar trabajando en un sector que tiene la posibilidad de aumentar la calidad de vida de las personas, tanto a nivel puramente estético, como más profundamente a nivel emocional y vital. Cada día vivimos más y cada día queremos vivir mejor, y esto es algo en lo que la industria cosmética puede ayudar, sin lugar a duda.

Hablando de ‘belleza’, ¿Cómo la definirías?

Más allá de ser una cualidad que proporciona a objetos, personas, entes, etc… la posibilidad de que éstos sean percibidos con placer o satisfacción, creo que el aspecto más importante de la belleza es que es personal, única e intransferible.

A pesar de los cánones y estándares de belleza globalmente reconocidos, en el día a día, cada uno percibimos la belleza de una manera. La parte subjetiva de la belleza, dependiente de la respuesta emocional del receptor, es aquello que la convierte en algo inigualable.

¿Algún hobby, superpoder o pasión escondida que quieras compartir?

No tengo hobbies o pasiones especiales, más allá de tener mis momentos de paz y desconexión del entorno, aunque sea por pequeños instantes. Soy una persona bastante rutinaria y consigo encontrar comodidad y felicidad dentro de esa propia rutina.

Más lejos de eso, soy un enamorado de viajar y conocer nuevas culturas y formas de vida, lo cual me ha ayudado siempre a tener la cabeza bien amueblada y valorar la calidad de vida de la que tenemos la suerte de disponer.

¿Cuál es el último libro que has leído o película que has visto?

No voy a negar que, de un tiempo a esta parte, he abandonado mucho mis hábitos de lectura, sustituyéndolos por otro tipo de contenidos como los podcasts, la lectura de contenido en Twitter, la visualización de documentales o programas de investigación específicos, etc. Me gustaría volver, al menos en cierta medida, a mis hábitos de lectura, pero ahora mismo se me hace muy costoso mentalmente empezar un libro y dedicar ese tiempo únicamente a la lectura.

Con respecto a contenido audiovisual, soy muy cinéfilo y, aunque la pandemia me ha privado de varios años de cine por las circunstancias, recientemente he visto “Muerte en el Nilo” del detective Hercule Poirot.

Los negocios se basan en…

Los negocios se basan en los mismos pilares que se basa una vida, porque los negocios los constituyen, los desarrollan, los levantan y los hunden las personas. Valores y capacidades como el respeto, el sentido común, la planificación, la insistencia, la cultura del esfuerzo, la humildad, la empatía, el reconocimiento mutuo, la valentía, etc… son los valores que en tu vida van a llevarte hacia un lado o hacia otro, de la misma manera que llevarán el negocio en una dirección o en otra.

Al fin y al cabo, las personas somos iguales en el trabajo que en nuestra casa, por mucho que intentemos esconder en ocasiones cuando estamos en el trabajo, de manera que en Dermaclaim intentamos transmitir a través de nuestro trabajo, los mismos valores que un padre desea transmitirle a sus hijos desde la infancia. Con eso, tenemos esperanza en construir una base laboral y personal sólida y consistente, que sepa capaz de afrontar los problemas del día a día, de la manera más eficaz posible.